Contacta

¿Cuánto puedo pedir prestado según mis ingresos?

¿Conoces qué es la capacidad de endeudamiento? ¿Sabes cómo la puedes calcular?

Miquel Moretó

Probablemente se trata de una de esas grandes preguntas que nos vamos haciendo constantemente: ¿cuánto dinero puedo pedir según mis ingresos? Mucha gente a menudo no se para a pensar a fondo su capacidad de endeudamiento, y se lanza a pedir préstamos o créditos (incluso hipotecas, o nuevos créditos, teniendo aún pendiente antiguos) que les ponen en una situación de ‘ahogo’ financiero. Por ello, desde finanZio queremos explicarte la importancia de calcular dicha capacidad, para que no te lleves ninguna sorpresa y puedas siempre afrontar tus deudas con comodidad.

Lo primero que debemos hacer, antes de solicitar un crédito o préstamo, es tener en cuenta nuestra capacidad de endeudamiento, es decir, debemos saber cuánto es lo que podemos pagar. Toda entidad financiera tendrá en cuenta nuestra capacidad antes de concedernos cualquier préstamo. Así pues, es de vital importancia realizar el cálculo. En otras ocasiones te hemos explicado qué va a mirar un banco para concederte o no una hipoteca, pero en esta ocasión analizamos más a fondo algunos de los parámetros.

¿Qué es la capacidad de endeudamiento? ¿Cómo la puedes calcular?

Entendemos por capacidad de endeudamiento la cuota máxima que podemos pagar de préstamos sin que nustra integridad financiera corra peligro. Como expertos recomendamos que el límite de capacidad de endeudamiento se sitúe entre un 35-40% de los ingresos mensuales. La mejor forma para calcularla es a través de una fórmula:

Capacidad de Endeudamiento = Ingresos netos mensuales x 40%

Ese 40% es el importe que podemos destinar como máximo a pagar cuotas de préstamos, tarjetas, hipotecas, intereses, todo lo relacionado con carga financiera.

Pongamos un ejemplo:  si cobramos 2.500 € netos al mes, nuestra capacidad de endeudamiento sería de 1.000 euros.

Ese cálculo teórico está muy bien y es correcto, pero no debemos obviar que no es lo mismo un 40% de mil euros que de cinco mil, por tanto, hemos de ser capaces de soportar nuestros gastos habituales con el 60% restante de nuestra renta disponible.

Estas cifras, a menudo pueden dar lugar a interpretación. Hay bancos que pueden ofrecer algunos márgenes más flexibles que otros, así como si tenemos ya una relación desde hace tiempo con una entidad, puede que tengan en cuenta nuestro historial. Por ello, como siempre, recomendamos que te pongas en manos de un experto para estar bien informado en todo momento y para buscar, conjuntamente, las mejores opciones de financiación para ti.

 

También te puede interesar