Contacta

¿Cómo financiar la apertura o traspaso de una farmacia?

Te explicamos cuáles son los costes y qué herramientas puedes usar para conseguir el dinero

Miquel Moretó

Las farmacias son un sector que históricamente ha gozado de elevada estabilidad y rentabilidad. Sin embargo, para abrir una farmacia hay una serie de barreras normativas y económicas que hacen que no sea sencillo, ni barato, abrir un nuevo establecimiento. En este artículo te explicamos cuánto te costará y qué herramientas financieras te pueden ayudar.

Uno de los aspectos más importantes a la hora de abrir una farmacia es la inversión económica necesaria, que puede conllevar una carga importante para quien se anime. Podemos requerir de un desembolso mínimo aproximado de entre 800.000 y 1.000.000 €, que te desgranamos en este artículo.

Primero de todo es importante saber que si hay dos formas de lograr abrir una farmacia: por traspaso de una licencia, o conseguir una nueva. Lo segundo es mucho más barato, pero también es mucho más complicado, pues se conceden pocas licencias nuevas y hay que participar en un concurso.

Estos son los principales costes que necesitaremos afrontar, y que conviene también entender:

  • Licencia (en caso de traspaso)
  • Compra o alquiler del local
  • Adaptación del mismo
  • Stock de medicamentos
  • Contratación de profesionales
  • Otros (impuestos y tasas diversas)

Licencia para abrir una farmacia

Cualquier persona debe tener claro primero de todo que no se puede abrir una farmacia sin autorización. Para ello hay dos posibilidades: traspasar una licencia de otra ya abierta, o bien esperar a que se conceda una nueva. En España hay el doble de boticas que en la media de países de la OCDE. Su número ha ido creciendo a lo largo de los años, pese a la crisis económica por varios factores (mayor preocupación por la salud, progresivo envejecimiento, etc.), pero las nuevas licencias se conceden solo cuando ha crecido solo suficiente la población en un determinado municipio, y en este caso, los licenciados interesados pueden presentarse a un concurso para conseguir la concesión, que determinará la administración de la comunidad autónoma.

Para acceder a una licencia, hay una serie de requisitos técnicos (el primero de todos, solo pueden acceder los farmacéuticos titulados y colegiados). Se puede optar a una licencia de nueva expedición o una de traspaso, pero en todo caso, el coste es elevado. En el caso de una nueva, no hay ningún coste de adquisición, pues es la administración quien concede esta licencia. Por otro lado, en el caso de traspaso puede haber una enorme variabilidad de precios.

Al no tratarse de un mercado público y abierto, puede haber un gran abanico en los costes (por ejemplo, traspasar una licencia entre familiares posiblemente resultará mucho más económico que traspasar una farmacia ya activa situada en el centro comercial de una gran ciudad). Según un informe realizado por la Asociación Madrileña de Asesores de Farmacia (AMAF), en los años de crisis, el precio de una licencia para la apertura de una farmacia se situaba en los 300.000 € en 2013, aunque en 2018 llegó a alcanzar los 560.000 y 600.000 €.

Por otro lado, según profesionales del sector consultados, suele ser habitual que el coste de traspaso del negocio esté estrechamente relacionado con la facturación del año anterior. Así, según diversos factores, el coste de traspaso de una licencia puede ir desde los 200.000€ hasta los 6 millones de euros.

Apertura del local farmacéutico

Otro de los costes principales será el espacio físico. Necesitaremos buscar una zona de interés y con disponibilidad, ya que, según la normativa, se debe situar a una distancia mínima de otras farmacias.

En función de si queremos comprar o alquilar, también puede variar el coste que tendremos que afrontar. En todo caso, los comercios deben contar con un espacio de entre un mínimo 70 y 85 m2, dependiendo de la comunidad autónoma.

Comprar un local puede ser una opción, si bien para empezar un negocio lo más recomendable suele ser empezar alquilando. En Barcelona, por ejemplo, el promedio de precio de arrendar un espacio comercial se sitúa en los 1.831 € mensuales, a los que habitualmente hay que sumar 3 meses por adelantado (dos de fianza y uno de comisión).

También hay que considerar que hasta que una farmacia empiece a ser rentable, necesitaremos pagar los gastos durante unos meses. Hasta que el negocio empieza a funcionar de forma estable es importante disponer de suficiente liquidez para, como mínimo, aguantar varios meses. De hecho, muchas empresas con futuro cierran antes de un año de vida precisamente por no haber sido demasiado precavidos ante esta situación.

Además del coste del espacio, también se requerirá una adecuación de este, pues debe cumplir una serie de normativas: estar ubicado en la vía pública o de fácil acceso, ser visible, disponer de varias zonas (para dispensar medicamentos, almacenamiento, consultas y preparación de fórmulas), además de las normativas de seguridad de cualquier otro establecimiento comercial. Este coste de reforma puede suponer una inversión de entre 20.000 y 50.000 €, en función del estado del espacio.

Para abrir una farmacia hay una serie de condicionantes adicionales y específicos, como son los requisitos técnicos para estar conectado y ofrecer el servicio de receta electrónica, o disponer de un stock de medicamentos inicial (sin el cual no podríamos abrir y cuyo coste puede suponer aproximadamente unos 60.000 €). Esta mercancía, sin embargo, puede negociarse con los mayoristas, pues para la apertura de un nueva farmacia se puede negociar la financiación de la adquisición durante unos años.

Otros gastos

Lo más probable es que no abramos la farmacia nosotros solos, sino que necesitemos contratar a más personal, para poder trabajar durante todo el día y cubrir fines de semana y guardias. Según el tamaño de la farmacia y los horarios, necesitaremos más o menos profesionales. El salario medio de un farmacéutico, según el portal Indeed, puede rondar los 25.000 € anuales, lo que supone un desembolso para el farmacéutico de unos 40.000 €, teniendo en cuenta la Seguridad Social y otros impuestos.

Finalmente, no hay que olvidar que hay una serie de impuestos asociados a todos los gastos comentados, como pueden ser la licencia de apertura de local comercial, el impuesto de transmisión patrimonial de la licencia o el IVA en caso de alquiler. Unos extras que pueden oscilar entre los 10.000 y los 50.000 €.

Suma de todos los costes para la apertura de una farmacia

Así pues, para abrir una farmacia necesitaremos aproximadamente:

  • Traspaso del negocio: aproximadamente entre 350.000 y 600.000 € (si bien puede ir desde los 200.000€ hasta varios millones)
  • Compra o alquiler del local: aproximadamente 1.800 € al mes (5.400 € iniciales)
  • Adaptación del mismo: 25.000 €
  • Stock de medicamentos: 60.000 €
  • Contratación de profesionales: mínimo de 3.333 € al mes por persona
  • Impuestos y tasas: 20.000 €

Por lo tanto, el total que necesitaremos será de entre 800.000 a varios millones de euros, en función de las particularidades de cada caso.

Las herramientas de financiación más adecuadas

Hay toda una serie de herramientas que te pueden servir para conseguir la financiación necesaria a la hora de abrir tu propia farmacia. Te explicamos las principales:

  • Hipoteca: debido al gran volumen de dinero necesario, es posible que tengamos que hipotecar una propiedad, por ejemplo, nuestra vivienda habitual (si ya la tuviéramos pagada). Suele ser una forma bastante normal de financiación, pues las cifras pueden superar el medio millón de euros.
  • Préstamos y créditos ICO: como entidad financiera pública, el ICO trabaja de acuerdo al principio de equilibrio financiero, pudiendo financiar el 100% de tu inversión en activo fijo nuevo o financiar el circulante de tu empresa. Al tener acuerdos con bancos, en función de la línea ICO escogida, tendremos un plazo, un tipo de interés y unas condiciones distintas.
  • Capital privado: a diferencia de una hipoteca, el prestamista no es un banco, sino una persona física o jurídica, o un grupo de inversores. La única condición indispensable para solicitar este instrumento financiero es tener una garantía real, preferiblemente vivienda, que no tenga hipoteca o que el importe de la misma sea pequeño.
  • Otras formas alternativas: es importante que consultes con un especialista, pues según el caso pueden darse otras fórmulas más complejas para conseguir llegar a lograr tu financiación.

En finanZio llevamos más de 15 años ayudando a particulares y PYMEs a lograr la financiación que necesitan, acompañando a varios farmacéuticos en la apertura de su local. ¡Consúltanos sin ningún tipo de compromiso y te ayudaremos! Trabajamos a éxito, es decir, si no logras la financiación, no te cobraremos nada, y así conseguirás poner en marcha tu proyecto farmacéutico.

 

También te puede interesar