Contacta

No desesperes, tu empresa puede trabajar ya la financiación a pesar del confinamiento

Tienes varias opciones: solicitar un ICO a tu banco, pedir financiación pública o prepararte para ir a nuevos bancos

Miquel Moretó

El coronavirus ha generado una crisis sin precedentes, al menos desde hace 100 años. Además de la crisis sanitaria, el confinamiento ha causado enormes problemas para empresas y autónomos. Muchos de ellos se pueden resolver solicitando financiación bancaria (en parte, gracias a medidas públicas), pero el confinamiento está frenando muchos procesos. No desesperes, hay una serie de medidas que sí puedes ir avanzando.

En nuestro país hubo un gran cambio mental con el inicio del confinamiento. Esa primera semana supuso el inicio de un parón productivo, que vino acompañado de varias medidas económicas, como la posibilidad de ERTEs o la solicitud de préstamos y programas, que detallamos en este artículo, que se sumaban a otras herramientas como los créditos ICO u otras herramientas de financiación pública que ya existían, como ENISA, ICF, CDTI.

Las medidas anunciadas supusieron el disparo de salida, pero poco nos podíamos imaginar en aquel momento que la situación de encierro en los hogares, parón productivo y cierre de establecimientos comerciales, iba a durar más de dos meses, y mucho menos que habría fuertes repercusiones en nuestra forma de vida.

Prácticamente todas las empresas del país se empezaron a preparar en ese momento, pero debido a la gran incertidumbre, tampoco sabían qué hacer: la falta de información (en parte, porque ni nosotros ni nuestros abuelos habíamos vivido jamás una situación similar) iba acompañada de las dudas y miedos. Eso sí, tras varias semanas, ya hemos podido realizar previsiones (optimistas o pesimistas), y la mayoría de empresas han hablado con sus bancos para determinar qué tipo de producto pueden conseguir. También nosotros os hemos propuesto que realicéis un análisis de la situación y plantear qué pasos seguir. Sin embargo, nos encontramos con una serie de problemas, que intentaremos resolver en este artículo:

¿Puedo cambiar de banco durante la pandemia?

Sí. La visita a sucursales bancarias ha sido uno de los motivos por los que el Gobierno nos permitía salir del hogar, a pesar del confinamiento. Además, existe una gran cantidad de bancos online, que te permiten realizar todos los trámites sin acudir a la oficina: tanto nuevos bancos nativos online como los tradicionales, que desde hace años han experimentado un gran proceso de transformación digital.

Así pues, cualquier empresa o persona individual puede acudir a un banco y abrir una cuenta. Esta es una opción recomendable, por ejemplo, porque es bueno empezar a tener un historial en los bancos, no solo nuestro único banco de confianza (si es que nuestra empresa trabaja con uno solo).

Los bancos están muy saturados todavía, y tardan muchos más días de lo habitual en resolver las solicitudes de financiación. Además, dan prioridad a los clientes con los que trabajan desde hace años.

La solución: prepárate y empieza a trabajar con otros bancos

Un punto en el que puedes adelantar trabajo es, además de seguir operando con tu entidad o entidades actuales, empezar a abrir cuentas y una relación profesional con otras, o pensar en el sector de las fintech. Si lo haces, podrás ganar capacidad de negociación de cara a futuras solicitudes (tanto con este nuevo banco como con el tuyo actual).

Además, es posible que te soliciten una serie de documentación, así que puedes aprovechar el confinamiento y la desescalada para recopilar todo el papeleo, pensando en el medio plazo: si no estás contento actualmente con el que trabajas, en pocos meses podrás solicitar herramientas con la otra financiera.

¿Cuánto tardarán en resolverse las ayudas que pide mi empresa?

Esta es una de las preguntas del millón. En finanZio somos especialistas en conseguir financiación para la PYME y gran empresa. Tras más de 15 años en el sector, y habiendo ayudado a empresas a superar las diferentes etapas de la crisis financiera, hemos detectado similitudes y diferencias en la situación actual.

Aunque parezca que los bancos están desbordados, la realidad es que están trabajando de una forma espectacular.

A pesar de ello, el volumen de trabajo se les ha disparado, multiplicado varias veces el ritmo habitual. Es comprensible, por lo tanto, que las solicitudes de créditos ICO, ampliaciones de pólizas de crédito u otros productos, tarden mucho más en resolverse.

Hay procesos que, en condiciones normales, podían tardar entre 1 y 2 semanas, pero que se han alargado en algunos casos a más de un mes.

¿Podemos hacer algo para acelerar la financiación?

La respuesta es sí. Primero de todo, no hay que desesperar, lo que hay que hacer es prepararse y saber qué podemos hacer, ahora y en el futuro

  • Corto plazo: en este artículo explicamos siete acciones que puede realizar tu empresa de forma inmediata..
  • Medio plazo: tras las primeras acciones, piensa en el próximo cierre de mes, e incluso de trimestre. Analiza las diferentes opciones de financiación que puedes tener, y adelántate: no esperes a que te arrolle el tren, pues los tiempos se han dilatado y la burocracia es muy complicada. Un buen consejo puede ser abrir cuentas con otro banco, y tantear con tu banco actual qué documentación te solicitarán para diferentes productos. Pidas o no este producto, y sea con la entidad actual o la nueva, puedes ir ya recopilando los documentos que necesitas y redactando la justificación. Este es el punto más importante: trabaja ahora para adelantar lo que vas a necesitar los próximos meses.
  • Largo plazo: la COVID-19 ha destrozado los largos plazos con los que solía trabajar la empresa. Toda estimación que tuviéramos a 3-5 años ha desaparecido. Ahora 1 año ya se considera el largo plazo, y está abierto a una gran incertidumbre. Sin embargo, puedes realizar estimaciones en tu modelo de negocio y calcular tus necesidades de financiación a largo plazo, y tras ello, tomar acciones de medio plazo (por ejemplo, abrir canales con otras entidades o contactar con asesores especializados).

 

El equipo de finanZio está trabajando desde el inicio de la crisis del coronavirus, ayudando a empresas a conseguir financiación de forma inmediata, pero también planeando acciones a medio y largo plazo. Si las empresas no anticipan ya su futuro inmediato pueden encontrarse con problemas en breve, o con una financiación mucho más cara de lo que esperaban.

Por ello, nos ponemos a vuestra disposición para ayudaros a conseguir un ICO, y otras herramientas públicas como ENISA, ICF o CDTI, o abrir nuevas líneas como con el capital privado o el sector fintech.

También te puede interesar