Contacta

¿Para quién son los ICO?

Explicamos qué tipo de préstamos ICO hay, y para qué perfiles de empresa o autónomo aplican

Miquel Moretó

Existe en el imaginario popular muchas dudas y falsos mitos sobre los ICO. Es cierto que pueden resultar una herramienta muy interesante de financiación, pero la verdad es que no son para todos ni para todo.

El Instituto de Crédito Oficial fue creado en 1971, si bien en sus inicios cumplía con misiones diferentes. Fue a raíz de una reforma de la banca pública en 1991 cuando se pusieron las bases para que el Instituto asumiera como principal objetivo el potenciar la economía real. De esta forma hoy el ICO actúa por un lado como banco público (tanto mediante financiación directa como impulsando diversas líneas de financiación, que ejecutan a su vez las diferentes entidades de crédito españolas).

Actualmente el ICO así pues, ofrece de forma periódica sus préstamos, pero no todo el mundo tiene derecho a que se lo concedan, pues para ello debe cumplir las condiciones fijadas por el banco con el que se tramita el préstamo.

Adicionalmente, el ICO puede establecer diferentes prioridades. Por ejemplo, para 2018 ha dividido el catálogo de sus Líneas ICO en dos grandes bloques: “Empresas y Emprendedores” e Internacionalización, persiguiendo el objetivo de cubrir las necesidades de financiación de autónomos y empresas en cualquiera de sus estadios de desarrollo.

Empresas y Emprendedores

Una de las dos líneas prioritarias del ICO es para fomentar proyectos de inversión, así como necesidades de liquidez de autónomos y empresas. También particulares y comunidades de propietarios pueden solicitar financiación, pero exclusivamente si su finalidad es la rehabilitación de viviendas.

De forma similar a como se realizaba en otros años, las principales necesidades suelen ser:

  • Inversión: para financiar la compra de elementos del inmovilizado
  • Liquidez: para empresas o autónomos que necesiten cubrir desfases temporales en su caja
  • Emprendedores: si al iniciar un negocio se requiere de capital, se puede solicitar un préstamo ICO, pero será preciso presentar toda una serie de documentación, como un plan de negocio, así como avales, y realizar una aportación dineraria inicial
  • Otros: puedes leer aquí más información sobre otro tipo de financiaciones (moratorias, inversión para construcción de vivienda de protección oficial, etc.)

Internacionalización

El ICO también tiene como objetivo para este año el apoyo en la promoción internacional de las empresas. Así, hay diversas líneas para empresas, así como para autónomos, que busquen la internacionalización de su negocio:

Internacional: Línea para autónomos o empresas españolas o mixtas (con al menos un 30% de capital nacional) que realicen inversiones productivas fuera del territorio nacional y/o necesiten cubrir sus necesidades de liquidez.

Exportación: para empresas que necesiten obtener liquidez mediante el anticipo de facturas procedentes de su actividad exportadora o para cubrir los costes previos de producción y elaboración de bienes que serán objeto de exportación.

Canal internacional: financiación destinada a autónomos y empresas para apoyar su proceso de internacionalización.

Conclusión

Los créditos y líneas ICO son una herramienta muy popular por su gran variedad existente, así como por la gran cantidad de información existente en internet. Hay que tener claro sin embargo que al fin y al cabo se trata de un crédito, y por tanto, que habrá que devolverlo: no tiene ni por qué ser más barato que otro tipo de financiación, ni asumirá el ICO el impago con fondos públicos.

En caso de estar interesado, tanto como empresa o como autónomo, a solicitar financiación, te invitamos a leer más sobre nuestros servicios relacionados con los préstamos ICO, a descubrir qué verdades y mentiras hay al respecto, o simplemente, a ponerte en contacto con nosotros para asesorarte sin compromiso sobre qué tipo de financiación te puede resultar más conveniente.

También te puede interesar