Contacta

Confirming y factoring

Nos encargamos del cobro y el pago de tus facturas

El confirming es un servicio financiero ofrecido por una entidad financiera con el fin de facilitar a sus clientes la gestión del pago de sus compras a cambio de una comisión. De esta manera, nuestro proveedor tiene asegurado el cobro y a la vez puede anticiparse el cobro de nuestra deuda sin consumir su capacidad de crédito.

Decimos que el factoring y el confirming son lo mismo pero a la inversa, puesto que una empresa utiliza el confirming para pagar a sus proveedores y el factoring para cobrar de sus clientes.

¿Cómo funciona?

Al recibir la factura de nuestro proveedor, le damos el visto bueno y confirmamos al banco que se puede pagar. Inmediatamente, el banco le dice al proveedor que se le va a pagar en un plazo de, por ejemplo, 90 días.

Al recibir el aviso, éste sabe que puede estar tranquilo e incluso, para aliviar posibles tensiones de tesorería, el banco le ofrece la posibilidad de descontarse la factura, es decir, cobrarla en ese momento, a cambio de una comisión y unos intereses.

Este cobro, además, tiene la seguridad del banco, ya que es éste quien asume el riesgo de su cliente y en caso de impago, el banco se entenderá con el confirmado y no reclamará nada al proveedor que se ha descontado la factura.

Ventajas del confirming

  • Para el confirmado, se olvida del pago de sus proveedores y el coste administrativo de su gestión y posibles llamadas de reclamación.
  • Para el proveedor, le asegura el cobro, le ofrece la posibilidad de descontarse las facturas a un precio de mercado y le alivia del riesgo de impago.

Dos tipos de confirming:

Pronto pago

Pagamos a nuestro proveedor el día acordado y el banco nos financia el pago durante 90-120 días. Podemos por ejemplo conseguir un descuento del proveedor del 5% y pagar un interés del 4% al banco

“Tradicional”

Nuestro banco informa a un proveedor que se le va a pagar una factura que hemos confirmado en un plazo determinado. El proveedor está tranquilo, y si lo necesita, el banco le ofrece la posibilidad cobrar antes la factura, aceptando un descuento e intereses

¡Olvídate del cobro de tus facturas!

Te ayudamos a gestionar tu calendario de pagos para que tus proveedores confíen en ti

En caso que te interese obtener financiación, convendrá tener preparados una serie de documentos para poder proceder al estudio detallado. Si tienes listos estos documentos, te podremos ayudar de forma más rápida y adecuada.

El factoring es un producto financiero por el que encomendamos el cobro de nuestras facturas o créditos de clientes a una empresa o banco, obteniendo financiación inmediata, a cambio de un interés.

Es el polo opuesto al confirming ya que este se utiliza para que las empresas paguen a sus proveedores; en cambio, el factoring, sirve para cobrar de los clientes.

Si cobramos por factoring, ¿Qué pasa si al final no pagan?

Podemos contratar dos tipos de factoring:

  • Factoring sin recurso: La empresa de factoring o el banco asume el riesgo de impago y no puede reclamarnos nada, e incluso, en el caso de habernos anticipado el dinero de las facturas, tampoco puede pedir su devolución.
  • Factoring con recurso: en este caso, el factor no asume el riesgo de impago de las facturas y, por tanto, la empresa soporta el riesgo y el coste de la devolución.

Ventajas del factoring

  • Nos da la posibilidad de anticipar el importe de las facturas.
  • Si es un factoring sin recurso, se traslada el riesgo de la empresa factor.
  • Permite que nos dediquemos a la expansión del propio negocio y sin necesidad de tener recursos destinados al cobro de las ventas.
  • La empresa de factoring nos informa en todo momento de la calidad de nuestros clientes y si atraviesan algún momento delicado.
  • La ventaja de delegar el cobro a un tercero y olvidarse del coste administrativo de ello.

Llama y te asesoramos

Contáctanos sin compromiso

También te puede interesar